Un huerto en casa

En esta guía vas aprender a cómo tener un huerto en casa, en tu terraza o balcón.

huerto casa
Un huerto en casa

Este pequeño huerto no podrá abastecer a tu familia, pero sí podrás cultivar algún aperitivo y por supuesto hierbas aromáticas con los que dar sabor a tus platos. Además, del placer de cuidar y mimar tus plantas y ver cómo te responden creciendo y dando sus frutos, es algo que no tiene precio.

Cultivar plantas en macetas

El único modo de poder tener tu huerto en un espacio reducido como un patio o un balcón, es empleando macetas o jardineras. El cultivo en macetas es más sencillo de lo que piensas, pero, como todo, tiene sus trucos que aquí vas a ver.

Huerto macetas
Huerto en macetas

Un aspecto muy importante es tener claro que no todo tipo de platas son aptas por lo que debes de elegir hortalizas que puedan cultivarse en maceta y olvidarte de plantas que lleguen a ocupar un tamaño desproporcionado, en relación con tu balcón o con el contenedor que las albergue.

Según la orientación de tu terraza o balcón, y por consiguiente la cantidad de luz diaria que reciba, será conveniente cultivar un tipo u otro de hortaliza, para, de este modo, evitar que la planta no llegue a desarrollarse o se seque debido al calor excesivo.  

Qué plantas cultivar según la orientación de tu balcón

Si en tu balcón o terraza no da el sol, en verano será un lugar más fresco y agradable, pero no es el lugar adecuado para plantar hortalizas que den fruto. Es mejor cultivar plantas que no necesiten mucha exposición solar, y que agradezcan estar aisladas de la calor, como pueden ser las lechugas. Sin embargo, si su balcón es un lugar soleado y puedes regar tus cultivos con regularidad, unos tomates o calabacines son una buena elección, siempre y  cuando la calor no sea excesiva y pueden cocerse, sino, será mejor optar por zanahorias por ejemplo.

Es importante tener en cuenta las dimensiones del contenedor, y su color. Por ejemplo, si es de color oscuro, éste absorberá más fácilmente la calor, y si el recipiente no es excesivamente grande y se riega en abundancia, al recibir una excesiva exposición al sol, provocaría que la planta se cociera, desencadenando la muerte de la misma.

Consejos para cultivar tu huerto en un balcón

Huerto balcón
Huerto en el balcón

Si quieres aprovechar al máximo el espacio puedes tener en cuenta el espacio vertical, por ejemplo instalando estructuras prefabricadas y utilizarlo como apoyo para las ramas de tus plantas o para poner pequeñas macetas, por ejemplo de alguna hierba aromática. 

Conocer la normativa es esencial, ya sea para modificar la fachada, conocer el peso máximo de carga que puede soportar la propiedad y la normativa comunitaria para evitar posteriores complicaciones.

Calcular la carga de las macetas, jardineras, y mantillo, teniendo en cuenta que el peso de este último puede llegar a aumentar hasta un 50% cuando se produce el riego.

Otro punto que debemos tener en cuenta es si tenemos un punto de agua o tenemos posibilidad de instalarlo en el lugar donde va a producirse el cultivo, ya       que dependiendo del espacio y del tamaño de nuestro huerto puede resultar fundamental para su desarrollo.

Cuando tenemos un huerto en casa, utilizamos recipientes tales como jardineras o macetas de diferentes capacidades, pero en todas ellas resulta fundamental contar con un sistema de recogida de agua, no sólo para evitar manchas en el suelo, filtrados, y posteriores quejas de vecinos, sino para el aprovechamiento máximo del riego y facilitar la limpieza. Para ello, los platillos serán tus mejores aliados. Colócalos debajo de los contenedores. Existen de diferentes medidas y capacidades.

Por supuesto, nunca se debe colgar macetas, jardineras, etc fuera de la baranda, sobre la fachada sin ninguna protección. Un contenedor mal instalado, podría provocar una caída y ser un peligro para cualquier persona o mascota.

También debemos tener en cuenta la porosidad y grosor de nuestros contenedores, que dependerá de nuestro cultivo, orientación de nuestro huerto y tamaño. Si necesitamos que nuestro mantillo tenga más oxigeno es mejor que sea de arcilla cocida, pero esta guarda menos la humedad que el plástico por ejemplo.

Por último, queremos destacar la estética de tu huerto, de forma que cree una armonía con el espacio que lo rodea, sencillo de limpiar y de fácil acceso a cada una de nuestros cultivos. De forma que nos invite a cuidarlo y estar pendiente de forma rutinaria. De nuestro cuidado dependerá sus frutos y que nos sentamos orgullosos del trabajo realizado

Deja un comentario