Berenjena

Berenjenas

Nombre científico: Solanum melongena
Familia: Solanáceas

Otros nombres de la berenjena

  • Catalán: Alberginiera
  • Euskera: Alberjinia
  • Gallego: Berenxena
  • Asturiano: Berenxena

La berenjena es una planta que produce un fruto, con el mismo nombre que es comestible. Se consume desde hace más de 4000 años, siendo en Assam, en la India, donde se encuentran los registros más antiguos de su cultivo. Con el paso del tiempo fue adoptada por la gastronomía árabe expandiéndose por toda África y entrando en España y Europa en la Edad Media.

Sembrar berenjenas

Para sembrar berenjenas utilizaremos semillas, las cuáles podemos meter en el frigorífico un par de días antes de plantarlas, para aumentar sus posibilidades de germinación. La planta de la berenjena es bastante sensible al frío, por lo que para sembrarla deberemos de hacerlo en interior, principalmente en un mini invernadero.

La mejor época para sembrar berenjenas es de febrero a abril. Para ello pondremos 3 semillas de berenjena en forma de triángulo, separadas cada una de la otra unos 2 centímetros, en una pequeña macetita o torba. Las cubriremos con mantillo aproximadamente un centímetro y regaremos.

A los 10 días aproximadamente las semillas de berenjena brotarán. Ahora debemos de esperar un mes para arrancar las plantas que parezcan más débiles, manteniendo solamente una planta por macetita.

Cultivar berenjenas en maceta

Para cultivar las berenjenas en macetas, seguiremos los pasos anteriores y a continuación, pasados 2 meses de haber plantado las semillas haremos el trasplante.

Para ello utilizaremos una maceta de al menos 30 centímetros por 30 centímetros. Si utilizamos una jardinera grande o trasplante en tierra, deberemos de dejar al menos 40 centímetros entre plantón y plantón.

La tierra de donde trasplantemos la berenjena debe de ser bastante rica en humus y fresca. Para ello podemos ir refrescándola periódicamente con mantillo de calidad.

Recolectar las berenjenas

La recolección de la berenjena suele ser aproximadamente en unos 5 meses después de su siembra. Para ello debemos de esperar a que tenga un buen tamaño según el tipo de variedad y que presente un aspecto brillante. Al apretarla debe de hundirse levemente, pero no estar reblandecida.

Para disfrutar de tu cosecha de berenjenas te recomendamos que la consumas en el mismo día de haberla recolectado. Notarás la diferencia si la comes recién cosechada con unos días después, aunque la hayas conservado en frío.

Propiedades de las berenjenas

Las berenjenas están muy adaptadas a la gastronomía mediterránea. Desde su uso en el califato de Córdoba y esplendor de Al-Andalus, este alimento no ha dejado de emplearse en numerosas recetas.

Entre sus ventajas decir que es un alimento rico en fibra, agua y con muy pocas calorías. Tiene vitaminas del grupo B y C, así como minerales como el hierro, calcio, potasio y azufre.

Además la berenjena tiene flavonoides que la hacen ser un alimento muy antioxidante. Para nuestro estado mental también contiene serotonina.

Así que ya sabes, comer berenjenas tiene muchos efectos positivos para tu salud.

Deja un comentario